EXCURSIONES POR LA REGIÓN DE MURCIA – CARAVACA DE LA CRUZ.

Hoy te propongo viajar hasta el noroeste de la provincia de Murcia hasta la localidad de Caravaca de la Cruz. Entre su caserío, que se extiende en torno a un castillo, se encuentran bellas muestras del Renacimiento murciano. Caravaca de la Cruz es una de las cinco ciudades santas del mundo, junto a Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana.

Caravaca y su Santuario

Según la tradición, una reliquia de la Cruz en la que Jesucristo fue crucificado y que encontró la Emperatriz Santa Elena. Se conserva en un relicario con forma de cruz patriarcal de doble brazo horizontal (de 7 cm el superior y de 10 cm el inferior) y de uno vertical (de 17 cm), en la Basílica del Real Alcázar de la Vera Cruz. Según la tradición, la Vera Cruz se apareció en el Castillo-Alcázar de Caravaca el 3 de mayo de 1232 y allí se venera desde el siglo XIII cuando tuvieron lugar las primeras peregrinaciones que continuarían a lo largo de los siglos.

Según la tradición local más popularizada se cuenta que desde finales de 1230 ó principios de 1231, se encontraba el rey almohade de Valencia y Murcia, Ceyt-Abu-Ceyt, en sus posesiones de Caravaca. Interrogó a los cristianos que tenía prisioneros para conocer los oficios que ejercían, con el fin de ocuparles en consonancia con sus habilidades. Se hallaba entre ellos el sacerdote Ginés Pérez Chirinos quien, en labores de misionero, había llegado desde Cuenca a tierras sarracenas para predicar el Evangelio. Éste contestó que su oficio era el de decir la misa, y el rey moro quiso conocer cómo era tal cosa. Se mandaron traer los correspondientes ornamentos desde Cuenca y el 3 de mayo de 1232, en la sala noble de la fortaleza, el sacerdote comenzó la liturgia. Mas, al poco de iniciarla, hubo de detenerse explicando que le era imposible continuar pues faltaba en el altar un elemento imprescindible: un crucifijo.

r2_santuario_caravaca_t3000840_03.jpg_369272544

 Por eso, nuestra primera vista será a esta basílica. La Basílica de la Vera Cruz (siglo XVII, con fachada del XVIII), donde se venera la famosa Cruz de Caravaca. Ubicada dentro del Real Alcázar, de orígenes islámicos (siglo X-XI . Enclavada en una colina desde la que se domina toda la ciudad. Bajo este cerro discurre el entramado irregular y desordenado del barrio medieval, en el que hoy día todavía se pueden contemplar restos de la muralla. En él se distinguen dos partes claramente diferenciadas: la zona amurallada y la Basílica, cuyas obras comenzaron en 1617 y finalizaron en el siglo XVIII. El recinto amurallado forma un heptágono rodeado de 14 torreones. La iglesia es de traza renacentista con clara influencia herreriana y con una espléndida fachada barroca de mármol rojo y negro. El Castillo, como conjunto, está declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1944.

Pasear por las calles que conforman el casco antiguo de Caravaca de la Cruz es una experiencia inolvidable. Nos vamos tener la sensación de retroceder en el tiempo más de 500 años atrás. Los caballeros templarios, Ginés Pérez de Chirinos y San Juan de la Cruz son algunos de los personajes vinculados a sus castillos, iglesias, edificios civiles y museos. Historia, leyenda y religiosidad están unidas a cada paso que se da en la Ciudad Santa:

Bajamos hasta la plaza de la Glorieta, que está presidida por el Templete. Cada 3 de mayo, se baña en este lugar la Vera Cruz para bendecir las aguas que luego habrán de regar la huerta. Data del siglo XVIII y es obra del arquitecto murciano José López. Tiene una planta circular sobre la que se asienta un hexágono, en cuyos lados se adosan sobre pilastras columnas de orden dórico.

Casa de San Juan de la Cruz. Esta vivienda sirvió de alojamiento al santo peregrino en las siete visitas que realizó a Caravaca. Está situada en la plaza del Templete, entre la calle Ciruelos y la Cuesta de la Cruz.

Casa de la Cultura. Estas dependencias ocupan el edificio del antiguo hospicio de los Jerónimos, fundado en 1581 y trasladado en 1638 frente al Baño de la Vera Cruz, donde subsistió hasta la desamortización, en 1835. Más de un siglo y medio después, en 1994, se inauguraba en él la Casa de la Cultura, que recibió el nombre de Emilio Sáez en honor al historiador caravaqueño.

Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción. Contemporánea a la parroquia de El Salvador, pero construida con materiales más modestos, constituye un buen ejemplo de arquitectura religiosa popular. Un bello artesonado mudéjar de madera policromada cubre la única nave del templo. Su esbelta torre, conocida como la de los pastores, está rematada por un campanario construido en el siglo XVIII. En el retablo mayor destacan la imagen de la Purísima de Francisco Fernández-Caro, otro escultor de la tan prolífica escuela de Salzillo.

Iglesia de Nuestra Señora del Carmen. Este convento de frailes carmelitas fue fundado por San Juan de la Cruz en 1586. La iglesia fue edificada en el siglo XVII y diseñada por el arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios. Tiene planta de cruz latina con cúpula sobre pechinas en el crucero y bóveda de medio cañón en la nave. Su fachada conserva ese aire de sobriedad y belleza que caracteriza a tantas iglesias carmelitas del inicio del Barroco en España. Parte de su recinto forma parte de una hospedería, en la que uno puede vivir entre muros de sabor histórico.

Monumento a San Juan Peregrino. Situado en la plaza del mismo nombre y realizado por Rafael Pi Belda, es una escultura de bronce fundido que representa al Santo en actitud peregrina en conmemoración de las siete visitas que San Juan de la Cruz realizó a la ciudad.

San Juan de la Cruz

En la calle Mayor nos vamos a encontrar con el Palacio de la Encomienda. Es conocido también como Casa Tercia. Su construcción se inició en el siglo XVI, pero no fue hasta el XVIII cuando se labró su portada de piedra blasonada con el escudo de la Orden de Santiago. En ella se recogían los tributos y diezmos de la Encomienda, para cuyo almacenaje disponía de varias bodegas con tinajas para el vino y el aceite.

Compañía de Jesús. Data del siglo XVI. El edificio fue abandonado por los jesuitas en el siglo XVIII tras el decreto de expulsión del rey Carlos III. Actualmente, la iglesia se utiliza para exposiciones temporales y actos culturales. Sigue el modelo clásico de la arquitectura jesuítica, aunque hoy día sólo se puede contemplar la distribución y proporción de los volúmenes, sin decoración alguna.

Parroquia de El Salvador. Fue edificada entre los años 1534 y 1600. Constituye una bella muestra de arquitectura renacentista. Sus planos se atribuyen a varios tracistas, como Pedro de Antequera, Pedro Monte de Isla e incluso Jerónimo Quijano, éste último de dudosa participación. La capilla mayor muestra un retablo barroco de José Sáez, procedente de la iglesia de la Compañía de Jesús. Los dos altares de los testeros laterales son dos hermosos retablos de columnas salomónicas del siglo XVII. El edificio está declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1983. En el exterior busque la famosa arpía con cabeza y pecho de mujer y cuerpo y garras de ave de presa, que con significado cristiano se recoge de la mitología griega.

En el interior hay varias esculturas de la escuela salzillesca, cuyos autores son Marcos Laborda y Roque López, el más sobresaliente. En orfebrería, destaca la Cruz Mayor y la Custodia del Corpus, así como las rejas del magnífico artesano Ginés García, de comienzos del XVII y que cierran algunas de las capillas laterales del templo.

Adentrándonos en el Caso Antiguo. Nos encontramos con Museo de la Soledad. La parroquia de la Soledad fue la primera que hubo en la ciudad. Fue construida en el interior del antiguo recinto amurallado y reconstruida posteriormente en el siglo XVI. Hoy alberga el Museo Arqueológico local. En su interior se exponen diversos materiales arqueológicos, desde el Paleolítico hasta la Edad Media, destacando los procedentes del Complejo de la Encarnación.

Museo Reinón. El edificio donde se ubica el Museo forma parte de las instalaciones de la Basílica. Está situado en la Casa del Capellán. Se compone de tres salas dedicadas a la historia de la Sagrada Reliquia, al ajuar litúrgico y a la arqueología del Santuario. Su colección básica procede del antiguo Museo de Arte Sacro e Historia de la Vera Cruz. El Museo comprende colecciones de orfebrería, pintura y documentos. Dentro de la pinacoteca destacan seis óleos sobre tabla del siglo XVI, originales de Hernando de los Llanos, pintor que fue discípulo de Leonardo da Vinci. Cuatro de ellos narran el Milagro de la Aparición de la Cruz. En orfebrería, destaca la custodia-ostensorio de la Cruz, de principios del siglo XVI, regalo del primer Marqués de los Vélez y del comendador de Caravaca, Pedro Fajardo; y el Portacruz de los Baños, regalo de Luis Fajardo, segundo Marqués de los Vélez. Digna de mención es la caja-estuche de plata sobredorada, donada hacia finales del siglo XIV por el maestre de la Orden de Santiago, Lorenzo Suárez de Figueroa. También se ha hecho visitable parte del antiguo trazado del Castillo, en donde se puede ver una antigua mazmorra de la época.

Monumento al Caballo del Vino. La escultura, de Rafael Pi Belda, representa la Carrera de los Caballos del Vino que se realiza en Caravaca en la mañana del día 2 de mayo, durante las fiestas en honor a la Vera Cruz. Simboliza el esfuerzo armonizado entre caballo y caballistas al ascender la cuesta en una trepidante carrera hasta la Basílica.

Monumento al CAballo

Ayuntamiento. Preside la plaza del Arco. Es una obra barroca del siglo XVIII en cuya traza intervino el arquitecto Jaime Bort, autor de la fachada de la Catedral de Murcia. La fachada principal está dividida en tres cuerpos: el primero incluye el arco central que da nombre a la plaza. En el centro está el monumento al Moro y al Cristiano.

Monumento al Moro y al Cristiano. Su autor es Rafael Pi Belda. Está realizado en bronce con pie de mármol. Representa la huida del moro frente al asentamiento, posesión y victoria del cristiano. Las placas que se encuentran a los pies del monumento conmemoran los 40 años de existencia de los grupos festeros que desfilan por las calles de Caravaca durante las fiestas patronales.

Moro y Cristiano

Con la visita a toda la población podemos pasar una jornada completa. Previamente abremos hecho una parada en nuestra ruta para reponer fuerzas en alguno de los muy renombrados restaurantes de la localidad.

Esta es una propuesta destinada que sea comercializada por las agencias de viajes. Aquí tenéis un guía turístico dispuesto acompañar a los grupos que salgan desde las provincias de Almería, así como los que se encuentren de circuito por la Región Murcia y quieran incorporar esta excursión a las actividades a realizar.

Te puedes poner en contacto conmigo a través de:

info@guialias.com .

y

guialias@gmail.com

 Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas y de libre distribución: Wikipedia, Turismo de la Región de Murcia, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

 

EXCURSIONES POR LA REGIÓN DE MURCIA- LORCA

Hoy quiero que me acompañéis en una visita a pie por Lorca (Murcia) , durante toda una jornada, vamos a recorrer y disfrutar uno de los Centros Históricos más interesantes del Sureste Español

Lorca aerea

Comenzaremos visitando el Castillo de Lorca de entre los siglos IX – XIX,  veremos la Torre del Espolón del S. XIII; el Barrio Judío del S. XV, la Sinagoga del S. XV y la Ermita de San Clemente del S. XV. Desde aquí se desciende por la carretera del Castillo, desde la cual se observan las Parroquias Altas de los siglos XIII-XVIII de origen medieval de San Pedro, Santa María y San Juan, para dirigirnos al Centro de Visitantes, ubicado en el antiguo Convento de La Merced  del. XVI-XVIII. Al otro lado del río Guadalentín se sitúa la plaza la Estrella del S. XIX, la Iglesia de San Cristóbal del S. XVIII y el Puente Viejo del Barrio del S. XIX. En este lugar iniciaremos  la ruta urbana, contemplando en sus inmediaciones la vieja Muralla medieval del S. XII que rodeaba la ciudad, la cual se prolonga hasta el Porche de San Antonio, S. XIV (puerta medieval) en la cercana calle Cava. Continuando por la calle Marsilla se alcanza la plaza del Ibreño  del S. XIX (donde está la Casa de los Calderones del S. XVIII) y la calle Villaescusa con el Palacio de Villaescusa del S. XVIII, la Iglesia de Santiago  de entre los siglos XVI-XVIII y varias Casonas del siglo XIX.

castilloLorca

Desde Santiago subimos por la calle Rojo para volver a la calle Cava (con Casonas de los siglos XVIII y XIX) y seguir ascendiendo  por la calle Rojo bordeando el Convento de las Madres Mercedarias  de los siglos XVI-XVIII para llegar al antiguo Colegio de La Purísima del Siglo XVIII (Conservatorio Profesional de Música Narciso Yepes, cuya escultura se ubica en una plaza trasera). Alcanzamos a ver desde la inmediata plaza del Cardenal Belluga una vista general de los Barrios Altos y de la fachada lateral de la Colegiata de San Patricio, quedando la vivienda del poeta Eliodoro Puche del Siglo  XIX a nuestra derecha. Bajando por la calle del Corregidor nos encontramos la imponente fachada principal de la Colegiata de San Patricio de los siglos XVII-XVIII, quedando a un paso la bella plaza del Caño del Siglo XVIII— con los edificios del Pósito de Panaderos S. XVI, el Palacio de Justicia (antigua Casa del Corregidor) S. XVIII— y la Cámara de Comercio e Industria de Lorca S. XX. Si se sube por el carrerón del Pósito se llega al antiguo Pósito de Labradores (actual Cárcel) S. XVIII y al Torreón Medieval del S. XII— de la calle Rojano. Volviendo a la calle del Corregidor se baja a la Plaza Mayor más bella de la Región de Murcia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La Plaza Mayor de entre los S. XVI-XIX de Lorca es punto de referencia obligado. En ella se contemplan los edificios del Ayuntamiento del S. XVII, la magna obra de la Colegiata de San Patricio de entre los siglos  XVI-XVIII, las Salas Capitulares S. XVIII y numerosas casonas de los siglos XVIII y XIX, teniendo en perspectiva las históricas calles de La Cava (bajo el arco de las Salas Capitulares), Santiago y del Álamo. Bajo el edificio del Ayuntamiento se inicia la calle Selgas, por la que caminamos admirando Casonas de los siglos XVIII y XIX con numerosos escudos, destacando cuatro edificios singulares: la Casa de los Alburquerque (Archivo Municipal) del S. XVI, la Casa del Inquisidor (en restauración) S. XVIII, la Casa de Gimeno Baduell del S. XIX y la Casa de los Vallejo S. XVIII. Al final de la calle Selgas, subiendo por la calle Granero se puede observar la Casa de los Agius  del S. XVIII, el Granero Decimal  del S. XVIII, el edificio de Bertrand (calles Cubo y Pío XII)  de los siglos XVIII y XX y casi enfrente la Casa de Evaristo Sánchez del S. XIX y la antigua Lechería del S. XVIII. Volviendo a la calle Selgas, nos dirigimos a la plaza de la Concordia a través de las calles Fernando el Santo y Alfonso X el Sabio, topándonos con la Casa del Reloj del S. XVIII y la Casa de Los Leones S. XVIII. Si siguiéramos calle Galdo arriba llegaríamos hasta la Ermita de San Roque del siglo XVIII.

En la plaza de la Concordia está la Cruz de los Caídos, la Casa de los Pérez de Tudela S. XVIII y algunos edificios racionalistas de los años 50. Al frente queda la calle Nogalte, con la Iglesia de San Francisco y su convento de entre los siglos XVI al XVIII; más allá, la Casa de las Cariátides (Museo de Bordados del Paso Azul) S. XIX, la iglesia del Carmen S. XVIII (en una casa próxima está el Museo de Bordados del Paso Morado) y a través de las calles Pérez Casas y Segunda Caída llegamos al conjunto de capillas del Calvario S. XVIII (queda a 300 metros de la iglesia del Carmen). En el vecino barrio de San José se puede contemplar la iglesia del mismo nombre del S. XVIII. Volviendo por la calle Nogalte nos adentramos en la principal calle-salón de Lorca, la emblemática calle Corredera con la Cámara Agrícola del S. XX, el Sindicato de Regantes del S. XVIII y bellos ejemplos de arquitectura ecléctica del siglo XIX. A mitad de la calle Corredera, descendemos por la calle Alporchones (aquí se ubica el antiguo edificio del Alporchón S. XIX) para encontrar la plaza de Calderón de la Barca con el edificio del Teatro Guerra S. XIX en primer término, quedando detrás las plazas de Colón y del Negrito S. XIX con sus singulares fuentes ornamentales. Desde la plaza Calderón, seguimos la calle Lope Gisbert en dirección a Santo Domingo en cuyo primer tramo se sitúan la Casa de los Arcas del S. XIX, el Palacio de los Condes de San Julián S. XVIII-XIX y el Casino Artístico-Literario S. XIX. Si se desea visitar el Convento Patronal de la Virgen de las Huertas de entre los siglos  XVIII al XIX, desde este punto se puede bajar por la calle Presbítero Emilio García (lateral a la iglesia de San Mateo) para continuar a través de la Avenida Juan Carlos I (desde aquí se ve en perspectiva el Monumento a la Semana Santa) y la Ciudad Jardín de las Alamedas (Alamedas de la Constitución y Ramón y Cajal; próxima está la Plaza de Toros de Lorca del siglo XIX) al barrio de Santa Quiteria, atravesando la rambla de Tiata por el Puente de la Torta S. XX.

Fac_retab_guevara

Palacio de Guevara

    Continuando en el centro urbano por la calle Lope Gisbert en dirección a Santo Domingo desde el edificio del Casino Artístico-Literario (S. XIX), se pueden visitar la Iglesia de San Mateo (S. XVIII-XIX), el Centro de Artesanía de la Región de Murcia (S. XX), la joya barroca del Palacio de Guevara —S. XVII—; observar el Hotel Comercio (S. XIX), el escudo de los García de Alcaraz (S. XVII) y la Casa de los Musso (S. XVIII) (ya en la esquina con la calle Álamo), y el Monumento a la Bordadora Lorquina en la plaza de Concha Sandoval. Se continúa por esta céntrica calle hasta la plaza de San Vicente. Desde aquí se puede bajar por la calle Floridablanca para ojear el Palacio del Huerto Ruano del S. XIX. En la plaza de San Vicente está la Columna Miliaria (año VIII a.C.) con la escultura de San Vicente Ferrer en la esquina de la Casa de los Marín-Ponce de León del siglo XVIII y ya en la calle Corredera (a la que volvemos en su tramo final) encontramos la Casa de Joaquín Espín Rael del S. XVIII, la Casa de los Guevara S. XVII, la Casa de Rubira del S. XVIII (estas dos últimas en la inmediata calle Juan II). Continuando por el tramo final de la Corredera, encontramos el Hotel España del Siglo XIX,  la Casa de los Irurita  del S. XVI y la casona del Paso Blanco del S. XVIII. Bajando por la calle Juan de Toledo está la Casa de los Cachá  del S. XX en la esquina con la calle Santo Domingo, en la que nos adentramos para realizar la última fase de la ruta monumental entre casonas del siglo XIX a través de la Capilla del Rosario del S. XVIII—, el Convento de Santo Domingo de entre los siglos XVI al XVIII (Museo de Bordados del Paso Blanco), la Casa de los Mula (o Menchirón Pérez-Monte) del Siglo XVIII— y  la Casa de los Moreno (o Salazar-Rosso) del S. XVIII (Museo Arqueológico) para terminar en el Centro de Visitantes.

Esta es una propuesta destinada que sea comercializada por las agencias de viajes. Aquí tenéis un guía turístico dispuesto acompañar a los grupos que salgan desde las provincias de Almería, así como los que se encuentren de circuito por la Región Murcia y quieran incorporar esta excursión a las actividades a realizar.

Te puedes poner en contacto conmigo a través de info@guialias.com .

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas y de libre distribución: Wikipedia, Turismo de la Región de Murcia, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

EXCURSIÓN POR LA REGIÓN DE MURCIA – CALASPARRA

Hoy quiero realizar una propuesta para realizar una excursión a un pueblo de la región de Murcia. Cualquier sábado o domingo puede ser un día idóneo para realizar esta excursión. Además este año hay un motivo especial. Por lo menos para todas las personas católicas y practicantes. Ya que es un año jubilar y como tal puedes obtener indulgencia

Como siempre, el grupo debe salir temprano para estar allí por la mañana. Claro este tipo de excursión es ideal para ser realizada desde las provincias de Almería, Granada, Albacete, o Alicante. Provincias si no limítrofes, casi limítrofes. Claro para el resto de España, esta excursión se puede añadir a algún circuito que tenga destino la Región de Murcia.

Calasparra

¿Qué vamos a visitar? – Realizamos un  recorrido por sus calles, donde tenemos edificios muy significativos como:

Casa granero del conde del Valle de San Juan.- Se encuentra en la calle Mayor, edificio de inspiración neoclásica de principios del s. XIX.  Actualmente alberga la Escuela Municipal de Música, la Oficina de Turismo y el Museo del Arroz. El cual podemos visitar

Torre del Reloj. Situada en la calle Mayor, en el barrio de San Pedro. La Torre presenta numerosas similitudes con el arte islámico, es, por tanto, de estilo neomúdejar.

El edificio La Encomienda se haya situado en el núcleo medieval del mayor interés de la Villa de Calasparra, junto a la llamada Plaza de la Constitución, que, tras el aumento demográfico del s. XV, albergó edificios  fundamentales, tales como: Lonja, Ayuntamiento, Contraste de la Seda…

En la actualidad alberga el Museo Arqueológico de la Villa, en el que se exponen piezas de diversas culturas (argárico, íbero, romano) y especialmente las cerámicas hispano-musulmanas del Yacimiento de Villa-Vieja.

El Castillo.- Los orígenes de la fortificación de Calasparra se remontan al siglo XII, durante el Califato de Córdoba y su abandono se produjo tras la sublevación de los mudéjares en el año 1264. De lo que fue el Castillo actualmente pueden visitarse sus restos, en proceso de rehabilitación, a los que puede accederse a pie desde el centro de Calasparra, a través de un camino acondicionado con escaleras. Se observa un recinto superior que corona el monte, y que albergaba una gran Torre del Homenaje de uno 12 metros.

El Molinico.- Es una de las pocas edificaciones del siglo XVI que quedan en la ciudad. Esta construcción estaría encuadrada dentro de la arquitectura civil del Renacimiento.

Alberga en su interior  la Fundación Emilio Pérez Piñero y el Archivo Histórico Municipal, donde se encuentra documentación datada desde el siglo XV.

 Aqui podéis descargar en callejero de Calasparra

La Iglesia de san Pedro.- Iglesia parroquial del municipio, ubicada en el casco antiguo, claro ejemplo del Barroco regional murciano.

La Iglesia de los Santos.- Pequeña iglesia de planta de cruz latina, Situada en la plaza del mismo nombre. La torre del campanario se conoce en el pueblo como «la torcida», debido a su inclinación en la parte superior.

Iglesia de la Merced. Enclavada en el centro histórico del municipio, se asienta sobre lo que fuera el Convento de religiosos descalzos de Nuestra Señora de la Merced, fundado a principios del siglo XVII. En la actualidad es de destacar la escultura de un Crucificado, situado en el crucero de la izquierda. Esta imagen fue encargada en Sevilla al escultor Juan Manuel Miñarro López. También posee la iglesia una imagen del Corazón de Jesús, del siglo XX, procedente de los talleres de Olot.

Santuario de la Esperanza. El Santuario de Ntra. Sra. de la Esperanza, patrona de Calasparra, está situado a 6 kilómetros de Calasparra, en el  paraje denominado “’Lomas de la Virgen”, de gran belleza y a orillas del río Segura.

Santuario de Calasparra

Los primeros datos escritos del Santuario datan de principios del siglo XVII, cuando el licenciado, Alonso Benítez de Munera, fundó la Ermita de la Fuensanta, hoy conocida como Santuario de Nuestra Señora de la Esperanza, si bien existen fundamentos para pensar que la Virgen se veneraba desde mucho antes.

La ermita de la Virgen está situada en la margen derecha del río Segura, sobre terrazas fluviales que el río ha ido labrando con el paso de los años en una gruta natural excavada por las aguas en un cortado rocoso, a la que se le ha colocado el cerramiento lateral que le faltaba, construido a base de mampostería con un lenguaje popular que interpreta, a su manera, las arquitecturas medieval, clasicista y barroca. La piedra es el elemento “uniformador” que lo une a la naturaleza.

En el interior, destacan el retablo principal, decorado en tonos verdes y dorados y con símbolos marianos. En su centro se sitúa la imagen de la Virgen, que se compone de dos figuras: La imagen de Ntra. Señora de la Esperanza (La Grande) es una imagen de vestir, clásica de los siglos XVI y XVII, donada en 1617 por Dña. Juana Sánchez. La cabeza es el único elemento original y la imagen de «La Pequeñica», de la que no se sabe su procedencia y fecha de realización.

Seguido de la Ermita se encuentran unas estancias en su edificio anexo denominadas Camarín y Museo. El Camarín es el lugar donde «residen» las imágenes de Nuestra Señora, y están expuestas a todos los Peregrinos, protegidas por un enrejado sencillo para preservarlas y en el Museo se encuentra todo el ajuar de la Virgen como mantos, joyas, trajes etc.

La noche del 7 al 8 de Septiembre se celebra la tradicional Romería al Santuario, fiesta declarada de Interés Turístico Regional.

Con todo esto podemos pasar la mañana y la tarde previa cita podemos visitar la Cueva del Puerto.

Se encuentra situada en la ladera del Monte Chatres que forma parte de la alineación montañosa de la Sierra del Puerto, a 9 kms de la localidad de Calasparra.

La Cueva del Puerto es una de las cuevas de mayor recorrido horizontal de la Región de Murcia, con cerca de 5 Km topo grafiados y un desnivel de 114 metros de profundidad. La geología del interior está compuesta por galerías y salas de gran belleza natural.

CUEVA_DEL_PUERTO_002

Está constituida por materiales del cretácico Superior en los cuales se distinguen un complejo dolomítico basal y una formación caliza superior propia de un ambiente marino. En el periodo Terciario o Cenozoico se produjeron los plegamientos alpinos, que dieron lugar a las principales cadenas montañosas del planeta y que produjeron las cordilleras béticas y con ellas la Sierra del Puerto.

La Cueva ofrece a los turistas  un recorrido de unos 700 m. iluminados y ambientados acústicamente con un desnivel de 25-30 metros de profundidad, en los que se pueden observar diferentes salas y galerías, formadas por distintos espelotamos, formaciones espectaculares de estalactitas y estalagmitas con gran diversidad de colores, tubiformes a lo largo de toda la cueva al igual que grandes salas de formaciones kársticas. En éste recorrido podemos disfrutar de diferentes salas a las que la imaginación les ha puesto nombre: La Sala Gaudí, una de las más ejemplares y en cuyo sótano podemos observar excéntricas de inigualable belleza, la Sala de la Medusa (de gran tamaño), que se originó a continuación de una grieta en la pared por donde fluyó el agua que dio lugar a la formación del disco que a su vez tiene estalactitas bajo él, La Sala de los Garbanzos; En la Sala de La Gran Cortina, la Sala del Órgano, y el Pozo de Ios Deseos observamos grandes columnas así como formaciones parietales, debido al goteo y chorreo del agua por las paredes.

Después de esta última visita es el momento del regreso. Pero antes no podemos dejar de comprar un paquete de arroz, que el motor de la economía de Calasparra es la agricultura, y en ella destaca el cultivo del arroz, producto por excelencia de la zona, que posee Denominación de Origen desde 1982. En los últimos años, como en toda la comarca, se fomenta el turismo rural, aprovechando su medio natural.

Arroz de Calasparra

Esta es una propuesta destinada que sea comercializada por las agencias de viajes. Aquí tenéis un guía turístico dispuesto acompañar a los grupos que salgan desde las provincias de Almería, así como los que se encuentren de circuito por la Región Murcia y quieran incorporar esta excursión a las actividades a realizar.

Te puedes poner en contacto conmigo a través de info@guialias.com .

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas y de libre distribución: Wikipedia, Turismo de la Región de Murcia, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

EXCURSIONES POR LA REGIÓN DE MURCIA – ALEDO

Muchas veces tenemos los paraísos naturales y culturales cerca de nosotros y no los conocemos. En esta ocasión en nuestras excursiones para empezar a conocer bien la Región de Murcia, propongo visitar la población de Aledo.

Situado al pie de la vertiente meridional de Sierra Espuña, a una altura de más de 650 metros, limitando al norte, sur y este con el municipio de Totana, y al oeste con el municipio de Lorca.

emotionheader

El trasladarse a este pueblo, es hacerlo a la época medieval.  Su conjunto histórico está declarado Bien de Interés Cultural (BIC). En él podremos visitar La Torre del Homenaje, construcción medieval de tres plantas de finales del s. XIII, que es actualmente Centro de Interpretación de la villa y dispone de un extraordinario Mirador al Parque Natural de Sierra Espuña con un primer plano de El Morrón (1583 m.); la cumbre de Sierra de María (Almería); el mar por Mazarrón y varias serranías relevantes del entorno.

Situada en las proximidades de la Torre del Homenaje se encuentra La Picota, (obra de fines del s. XVI) utilizada como método de tortura. Es la única conservada en la Región de Murcia; La Iglesia de Santa María La Real, (1761-1803), situada en el emplazamiento de una antigua mezquita, es el segundo templo católico, de estilo barroco final con acabados de influjo neoclásico. En su interior alberga esculturas de Francisco Salzillo. La Puerta de las Tradiciones (obra de 2009), es el reflejo de la herencia cultural y artística de los moradores de la villa.

panoramica

Con visitar todos estos lugares, podemos llegar hasta la hora de la comida, la cual se puede hacer en un restaurante de la zona. (Eso depende de la agencia de viajes organizadora). Después comenzamos, “para estirar las piernas” una ruta que nos lleve hasta alguno de los paisajes naturales que allí tenemos.

La situación de esta villa,  hace que se encuentre junto a varios cerros, sierras y montañas, siendo las mayores elevaciones las que se localizan al norte y sur del municipio, en las cuestas de Sierra Espuña , así como la Sierra de Tercia. Cabe destacar que está rodeado de idílicos paisajes naturales, como es el parque natural de Sierra Espuña y el cañón excavado sobre roca del «Estrecho de la Arboleja», situada en plena Rambla de Lebor, así como la Cueva de la Mauta, situada en la cabecera de la Rambla de los Molinos.

naturaleza aledo

Como propuesta, la visita “al estrecho de la arboleja”. Es un maravilloso paraje natural a la salida de Aledo, de una belleza brutal cuando entras a la gruta en sí, un lugar perfecto, también para comer, en plan picnic,  tranquilamente arriba en las zonas de esparcimiento que tiene y luego cogerte la mochila y bajar y visitarlo todo tranquilamente, es un lugar realmente bonito, y afortunadamente desconocido.

Esta es una propuesta destinada que sea comercializada por las agencias de viajes. Aquí tenéis un guía turístico dispuesto acompañar a los grupos que salgan desde las provincias de Almería, así como los que se encuentren de circuito por la Región Murcia y quieran incorporar esta excursión a las actividades a realizar.

Te puedes poner en contacto conmigo a través de info@guialias.com .

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas y de libre distribución: Wikipedia, Turismo de la Región de Murcia, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.