PADULES – ALMERÍA

En la alpujarra almeriense hay lugares, casi desconocidos, uno de ellos es Padules.

 

PANORAMICA

Esta población situada a 754 metros  sobre el nivel del mar, con apenas 520 habitantes, es un auténtico places para todos los sentidos.  Un lugar donde podemos encontrar bodegas para degustar su propio vino. Antaño la uva, para su consumo en mesa, fue el principal cultivo de la localidad, como también en el resto de la comarca. La uva de embarque, que se comercializaba fuera de Almería y que se trasladaba en barriles a otros lugares a bordo de barcos de carga, que se hacían con la fruta en el puerto de Almería, dio una gran prosperidad a la localidad y pueblos de la zona. Actualmente, desaparecida la demanda de este tipo de uva, se ha procedido a cultivar otra, la de viña, cuyo destino es la producción y elaboración de vino. Miembros del sector agrario de la localidad reconocen que esta reconversión ha obedecido a la demanda de la sociedad, que acepta muy bien la comercialización de los caldos y vinos almerienses.

Al visitar el pueblo no podemos dejar de acércanos hasta la Iglesia Parroquial de Santa María La Mayor, procedente del siglo XVI y estilo mudéjar.

En el último cuarto de siglo XIX se transformó el sentido de su espacio interior al cegar la puerta de sus pies.

La iglesia original fue quemada en 1568, aunque sólo 11 años después se comenzó su reconstrucción por orden del arzobispo de Granada.

El interior de la iglesia tiene una decoración muy original con sillones hechos con troncos de castaño y la pila bautismal de una pieza de molino.

Iglesia

Si seguimos paseando la mirada se detiene, durante el viaje, en la ermita de Nuestra Señora de los Desamparados, interesante construcción religiosa de trazas mudéjares, en busca de mecenas que costee su apremiante restauración. Los devotos vecinos de Padules, Beires y Almócita se lo agradecerán. Allí, y a lo largo de todo el trayecto, descubrirá restos de la impronta morisca y judía, deleitándose con algunos rincones de gran encanto y esencias totalmente árabes.

En nuestro recorrido, en un momento del mismo, nos encontramos con el Mirador del Tajo Fariate. Situado en el extremo sureste permite unas sorprendentes vistas a un profundo tajo orientado hacia el valle, una mirada que nos señala el lugar en donde se situaban las tres principales eras de trilla de la población, dos de ellas de lastra, que aprovechaban la roca de base, y otra empedrada, formando un espacio colectivo conocido como ejido. Era el punto de partida para la elaboración del pan, sustento alimenticio fundamental para las comunidades tradicionales.

Desde aquí podremos identificar la práctica totalidad del término municipal, con las estribaciones de Sierra Nevada a nuestra izquierda, al frente se sitúan los cerros del Desierto de Tabernas, Sierra Alhamilla al fondo, y sierra de Gádor al sur. Pocos lugares de la provincia y la Alpujarra permiten identificar tantas referencias geográficas, por lo que no podemos desaprovechar la oportunidad.

Un poco más adelante nos encontramos con la Fuente Lavadero de Padules. La Fuente de Padules, principal abastecimiento de agua de la población, a la que acudían tradicionalmente las mujeres con sus cántaros y los hombres con las bestias y sus aguaderas, para así aportar el preciado líquido a las casas o abrevar a los animales, hasta que en 1961 se realiza la red de suministro red municipal. La fuente era el principal lugar comunitario, espacio para compartir vivencias, charlar o cruzar miradas o algo más con el otro sexo.

Más abajo se ubica el lavadero, abierto al paisaje mediante una arquería y recientemente restaurado. El escalón inferior inmediato corresponde a la balsa de acumulación, que recoge y regula el agua con destino al riego. Esta balsa conserva el paramento exterior primitivo de mampostería con sus contrafuertes.

Finalmente, unas decenas de metros más debajo de este lavadero, siguiendo el camino, se ubica el llamado «Martillo» o lavadero nuevo, un curioso lavadero de grandes pilas escalonadas, directamente asentadas sobre la acequia, que se construyó en los años treinta del siglo XX con el fin de poder lavar en el mismo las mantas y jergones, elementos de mayor tamaño y peso que requerían un lugar específico y adaptado para el lavado.

padules1

Uno de los lugares más destacados se encuentra a   unos 3 kilómetros de la localidad.Se trata del  paraje natural “Las canales”  es parte del patrimonio natural almeriense. Un lugar ideal para ser visitado en  otoño, o en primavera. También hay quién lo visita en verano para así, poder disfrutar de estas cascadas de agua, y darse un buen baño. Aunque su acceso  a él, por lo general se debe hacer a pie o mediante un todo terreno.

El curso de agua que sigue el río Andarax nos invita a disfrutar del medio ambiente y la naturaleza en esta ruta refrescante con pozas, cascadas y cañones de piedra.

Estos lugares se los puedo mostrar a los grupos que visiten la Alpujarra, tanto granadina como almeriense, durante los Fines de Semana. Trabajo tanto para agencias de viajes, como para particulares y grupos privados. Pueden  pedirme que les cotice mi  trabajo a través de la pestaña de contactos o enviando un  correo electrónico pinchando aquí. 

EXCURSIONES POR ALMERÍA – TABERNO

Almería está formada por 102 pueblos, algunos de ellas apenas aparecen en un mapa. Ni siquiera la famosa enciclopedia Wikipedia tiene información de ellos. Eso es lo que ocurre con nuestro próximo pueblo a visitar. Hoy nos vamos a Taberno.

taberno

Este pequeño pueblo de apenas 1200 habitantes situada en la comarca turística del Valle del Almanzora. Pequeño pero coqueto y quién lo visita queda gratamente sorprendido por su paisaje natural.

En él nos vamos a encontrar con el Centro de Interpretación del Habitad “Museo del Campo”.

El Museo del Campo de Taberno o museo etnológico fue creado en 1998 con el objetivo de recuperar y preservar todos aquellos objetos que durante los dos últimos siglos fueron utilizados por nuestros antepasados; tales como herramientas de trabajo, maquinaria, utensilios, etc.

Se crea este museo gracias a la colaboración de los vecinos del municipio que ceden la mayoría de los objetos al uso público, contando en la actualidad el museo con un número no menor de 2000 objetos.

Todo ello hace que conservemos la historia y la cultura. Las costumbres de nuestros antepasados, con el fin de poder transmitir a las generaciones futuras este legado, esta gran riqueza etnológica.

Una visita al museo de Taberno puede llevarle al pasado. Envolviéndole en el misterioso rumor de la tradición, embarcándole en una aventura donde conocerá el pasado y sus recovecos. Se trata de un espacio de interpretación del hábitat rural, a partir del patrimonio cultural vinculado a la actividad productiva tradicional con el fin de proyectar cultural y turísticamente al municipio de Taberno.

Recorriendo sus calles nos vamos a encontrar  con Iglesia de San José.

Iglesia de Taberno

Iglesia de mediados del siglo XVIII, disponiendo de archivo y libros propios a partir de 1769, funcionando desde esa fecha como iglesia filial de la de Vélez Rubio, estando servida, dependiendo de los periodos por uno o dos sacerdotes, que actuaban como coadjutores de la iglesia de Vélez Rubio, pero no sería hasta el 1 de junio de 1900 cuando se constituya en Parroquia propia. El ámbito territorial que el obispado de Almería le asigno al constituirse la parroquia de Taberno, no coincidía exactamente con el término municipal, sirva como ejemplo el de la pedanía de Santopetar que pertenecía a la parroquia de Santa María de Nieva. Esta iglesia fue construida por los vecinos de Taberno con advocación a San José, siendo enterrados los difuntos, dentro de la misma iglesia, hasta que se creó el antiguo cementerio, ubicado en la actual C/ Pablo Picasso y más tarde, en el actual.

Punto estratégico en Taberno, se encuentra la Plaza Mayor,  tratándose históricamente del punto de encuentro para multitud de actividades de toda clase, como manifestaciones culturales, deportivas y sociales, destacando las fiestas patronales que se celebran desde los inicios de “El Taberno” como se conocía el municipio cuando era la pedanía más importante de Vélez Rubio junto a Chirivel.

Nos tenemos que detener en el antiguo mojón o punto kilométrico, colocado cuando se término de construir el camino de Albox a Taberno, en 1916, siendo este camino hasta entonces un “camino de herradura” que, como su nombre indica, no se podía ni circular con un carruaje.

vistapanoramica3

Casino Espiga de Oro. Edificio casi intacto del casino “Espiga de Oro” que era famoso en toda la comarca el siglo pasado, solo podían acceder los socios y se destinaba a jugar a las cartas, tomar café y discutir sobre política.

Almazaras antiguas. Disponibles dos, ya que las demás almazaras son privadas, una de ellas en muy buen estado que está acondicionada para visitarla y no permite ver el método que se utilizaba para la obtención del “oro liquido”, el aceite.

Taberno 2

Con el recorrido por las calles y la visita a estos lugares se puede completar una mañana diferente de turismo. Se puede hacer la comida en la zona, o volver a los hoteles de origen. Se opta por la primer opción la tarde se puede utilizar para andar un poco, siempre en función de las posibilidades del grupo. Hay en este pueblo un sendero, muy característico se trata de la Ruta de los Bandoleros. Es un sendero de unos 11 km que se puede hacer en unas 3,50 horas. Se puede hacer en cualquier época del año, especialmente bonito es el realizarlo a finales de febrero cuando los almendros están en Flor.

En años 40 del siglo pasado,  por la sierra había un Bandolero. Se trata de El Carbonero» (Antonio Manchón Jimenez), Natural de Nerpio (Albacete). Su actividad delictiva comienza en la primavera de 1940, tras fugarse de la cárcel de Cuevas del Almanzora, teniendo como zona de sus ataques los municipios de Bayarque, Tijola, Lucar, Gergal y Tabernas, zonas donde tenía numerosos simpatizantes, ya que desde joven recorría esas zonas.

En 1941 se traslada a nuestra zona, el norte de Almería, donde batirá las zonas de Puerto Lumbreras (Murcia), Oria, Partaloa, El contador, Huércal Overa, Albox y el municipio, Taberno, zona que conocía muy bien su lugarteniente «El Chofer» gracias a su antigua profesión como camionero.
Durante esta ruta llegarás junto a la cueva donde se han encontrado monedas y un botón de chaqueta de esa época, que coincide con la ubicación que nuestros mayores situaban como su base durante su estancia en Taberno.
En noviembre de 1941 en el paraje de la Venta del Peral, municipio de Cúllar (Granada), murió junto a su compañera en una cueva que fue atacada con bombas de mano por la guardia civil, tras ser traicionado por un infiltrado de su banda.

Esta es otra de las propuestas que les puedo ofrecer a las agencias de viajes y Tours Operadores, que envíen grupos a la provincia de Almería, como guía turístico oficial.

Te puedes poner en contacto conmigo a través de info@guialias.com .

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas: Wikipedia, Andalucia.org, turismo Almería de la Excma. Diputación Provincial, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.