EXCURSIONES POR ALMERÍA – BENTARIQUE

Visitamos hoy en el valle del Andarax, dentro de la Almeriense la población de Bentarique. Situada a tan solo 32 km de la ciudad de Almería.

Esta excursión es, ante todo, a un tesoro de la naturaleza, un pueblo rodeado de huertas y de amplio pasado morisco.

DSC_1922

Visitar este pueblo, es volver a la época de esplendor de la uva de embarque, también es vivir intensamente lo que durante algún tiempo ha sido para él la pólvora.

Comenzamos nuestro trayecto por la población de Bentarique desde  el Paseo Doctor Pérez, donde en el nº 2 apreciamos una pequeña y  sencilla vivienda burguesa de finales del siglo XIX, la Casa de Don Damián, con una fachada de una sola planta, aunque en realidad presenta dos alturas en la trasera por situarse en un solar de gran desnivel. El diseño es claramente clasicista, con una puerta central encuadrada entre dos vanos laterales enrejados, cuya sencillez contrasta con la recargada cornisa, que actúa como pretil de la azotea superior.

Esta casa, a lo largo de la historia, se ha convertido en parte la historia del pueblo. Por ejemplo en sus bajos se guardaba la diligencia que conectaba con la capital, posteriormente fue el Bar Damián y más recientemente acogió la primera centralita manual de teléfonos del pueblo, centro de información y comunicación de una pequeña comunidad rural. Posteriormente, en los años setenta se instaló aquí la primera discoteca del pueblo, hoy cerrada.

Llegamos hasta la plaza de la constitución donde se encuentra nuestra siguiente parada. La casa de Doña Encarnación Salvador,  un magnífico ejemplo de la arquitectura burguesa de finales del siglo XIX, con el modelo unifamiliar de dos plantas y una composición eclecticista de la fachada, que combina una composición clásica y simétrica en la distribución de los huecos con una sencillez decorativa en el recuadramiento con arcos segmentados y moldurados.

La portada da paso a un zaguán con cenefas de frescos y tras la puerta interior accedemos al patio de luces o casetón, que organiza la vivienda en torno suyo, pero con la novedad de sostenerse mediante unas vigas de madera sobre zapatas empotradas en las paredes laterales, lo que sitúan a esta vivienda como modelo intermedio entre las tipologías señoriales y las viviendas plenamente burguesas con patio cubierto del siglo XIX.

A pesar del nombre reciente de Dª Encarnación Salvador, debemos remontarnos a un antepasado suyo, el médico José Salvador Andrés, un importante también empresario local que fundó una vecina fábrica de harinas y una industria de fabricación pólvora y dinamita para las minas de la sierra en 1883. Pero, asimismo, con un compromiso político (en 1890 aparece como Presidente del Comité Republicano Progresista del partido de Canjáyar y concejal) y social (contribuyó a fundar una escuela de adultos, para lo que pidió consejos al Padre Manjón, y cedió tierras para un trabajo comunitario de los obreros, actitud cercana a la doctrina social de la Iglesia), algo nada habitual en la especulativa e individualista burguesía del momento.

Recorriendo sus calles llegamos hasta el Mirador del Paseo. Un balcón hacia el  río Andarax constituye un lugar especialmente sugestivo de atractivas vistas. Por un lado el complejo deportivo recreativo de La Alameda, donde se ubica el antiguo molino de Bentarique, hoy convertido en restaurante.

ayuntamiento-bentarique-16833072

Al otro lado del río y hacia el oeste un pequeño cerro coronado por un cortijo con un grupo de pinos,corresponde con el primer asentamiento prehistórico de la zona. Algo más lejos, un gigantesco plátano de sombra nos informa de la localización de los antiguos baños de La Posnilla.

Más al este, a un par de kms, el cerro de Marchena aloja los restos de los que fue la antigua alcazaba el mismo nombre, centro del poder político y militar del conjunto de la taha medieval y moderna.

Sin duda alguna, uno de los lugares más emblemáticos de Bentarique es la Iglesia de la Asunción del siglo XVII. El volumen de la esbelta iglesia domina la trama urbana. Nos encontramos ante el modelo más sencillo de una iglesia mudéjar alpujarreña, compuesta por una sola nave con capilla mayor diferenciada mediante arco triunfal, modelo adecuado a las necesidades de una pequeña comunidad rural, pero con la novedad de disponer un tardío camarín levantado en 1823 para potenciar el espacio trascendente y mágico del altar mayor mediante una habitación iluminada para la imagen, una forma de destacar aun más la religiosidad popular, característica de todo el valle del Andarax.

Iglesia Bentarique

Situado en el borde urbano como mirador sobre el río y la vega, se encuentra la avenida de la estación, que nos permite además identificar las cárcavas sobre materiales arcillosos que se manifiestan por el desmantelamiento generado por la acción de las ramblas. Es el ámbito de las cuevas que según avanza nuestro camino se hacen más profusas.

Llegamos hasta la Barreria del Alambique, uno de los vestigios que quedan del poder productivo de la uva de embarque en esta población.

Aquí se prevé instalar el futuro Museo de la Pólvora de Bentarique, un recurso característico de este municipio durante siglos.

Situada frente a un descampado, hoy Plaza de San José, donde habían unas antiguas eras comunales, encontramos actualmente esta pequeña ermita de una sola nave cubierta con bóveda de cañón y cabecera poligonal en cuarto de esfera. Se trata de la ermita de San José.

Hoy es utilizada por los feligreses del municipio pero primitivamente sería la antigua capilla privada de la vecina Casa Grande, tal como refleja el hueco en el coro situado a los pies y que permitía un acceso directo y privado para oír misa y tomar la comunión.

La sencilla portada de acceso presenta un arco de medio punto enmarcado por dos columnas de orden compuesto que sostienen una pequeña cornisa con dos pináculos y encima una sobria hornacina con tejaroz y una espadaña con la campana como remate.

Si seguimos en descenso por la calle Luchana volveremos al lugar de partida de nuestra ruta urbana.

Esta es otra de las propuestas que les puedo ofrecer a las agencias de viajes y Tours Operadores, que envíen grupos a la provincia de Almería, como guía turístico oficial.

Te puedes poner en contacto conmigo a través de info@guialias.com .

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas: Wikipedia, Andalucia.org, turismo Almería de la Excma. Diputación Provincial, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

EXCURSIONES POR ALMERÍA – SOMONTÍN

Visitamos en esta ocasión el considerado con segundo pueblo con mejor calidad de vida de toda Almería. Viajamos hasta Somontín, situado en el valle del Almanzora. A unos 90 km de la ciudad de Almería, con una población de apenas unos 521 habitantes (a 31 de diciembre de 2013).somontin

Al llegar a Somontín nos llamará la atención su caserío reluciente y abigarrado en lo alto de una colina que escalaba la sierra. Sus encaladas casas cubiertas de teja árabe, buscaban sitio a los pies de los cerros de las Estancias.

Según la época del año también podremos contemplar una  abundante vegetación, exuberante y coloreada, era primavera por todos los montes, valles, cerros y llanos. Los grandes olivos, con cientos de años de edad, las encinas, las vides, los almendros y las higueras ocupaban barrancos, cultivos y bordes de bancales.

El nombre de Somontín procede de dos vocablos latinos: Summun y Montis, es decir, «en lo alto del monte». El acierto del nombre vendría por la ubicación del pueblo respecto al Valle del Almanzora.

somontin-calle-de-las-flores_254575

Recorremos sus calles y plazas. Sobre todo en orden ascendente ya son las callejas estrechas, las cuestas, los callejones ciegos y los emporchaos (Álamos, el Pretil, los Caños, las Peñicas) alrededor de la Plaza del Mercado (Constitución), con su portón de villa señorial y los restos de la cerca de piedra, con su puerta andalusí, en torno al barrio de la Iglesia. Alrededor de este arrabal, las calles rectas de los nuevos pobladores cristianos (Enmedio, del Aire, Pilar, etc.) habían extendido la alquería, tras la muralla, hacia el noroeste, con los suelos empedrados para el paso de las caballerías, regados y barridos. Las ventanas, terrazas y calles exornadas con macetas de flores y plantas verdes, daban un espectacular toque colorista y vital al destellante blanco-azulete de muros y fachadas.

Visitamos el gran mirador mágico y espectáculo de visión al valle del Almanzora en su parte norte, situado en la puerta sur de la iglesia y denominado Balcón del Almanzora, primero por el naturalista Rojas Clemente en el siglo XIX y cien años después por el poeta almeriense Francisco Villaespesa. Es un mirador privilegiado que nos permite divisar los pueblos de la cuenca del Almanzora, desde Serón a Cantoria.

Somontín, de tortuoso acceso por la pendiente del terreno y con una altitud de 813 metros sobre el nivel del mar, merece nuestra visita detenida y sin prisas. Sus calles empedradas, limpias y bien baldeadas, y sus casas blanqueadas, nos trasladaban a otros pueblos de las Alpujarras con puertas, calles, ventanas y balcones abundantes en maceteros y flores.

image_106971_jpeg_800x600_q85

Al subir lo primero que nos vamos a encontrar es su colegio. En la misma calle, casi enfrente, el viejo Lavadero Municipal, antigua Casa de Baño o hamman, con blancos arcos mediterráneos, y transparentes aguas de la Fuente Grande. Más arriba, el campanario, en la coqueta torre de la bella iglesia y antigua mezquita, con sus cuatro cúpulas levantinas. Paseando por los rincones de este pueblo nos sorprendieron los vestigios de su rico pasado artístico, los emporchaos de la época musulmana en la Plaza de la Constitución (Plaza del Mercado), los restos de la cerca murada andalusí o el escudo de la Santa Inquisición en la Placeta.

Aquí podemos pasar una mañana relajante de un día maravilloso día de excursión por un pequeño pueblo almeriense.

Recordar que esta es una de las muchas propuestas que le puedo ofrecer a las agencias de viajes que envíen grupos los fines de semana, para conocer la provincia de Almería.

Pueden  pedirme que les cotice mi  trabajo a través de la pestaña de contactos o enviando un  correo electrónico pinchando aquí. Trabajo tanto para agencias de viajes como para grupos de particulares (grupos VIP)

Recordar que este recurso a visitar se cataloga como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

 

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas: Wikipedia, Andalucia.org, turismo Almería de la Excma. Diputación Provincial, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística.