OLULA DEL RÍO – ALMERÍA

En el valle del Almanzora, en las poblaciones que viven gracias al  Mármol. Donde se encuentra Olula del  Río.

Olula-del-Rio.

Al entrar a  sus calles y observamos sus aceras y fachadas, reconocemos fácilmente el porqué de este topónimo. Destaca la atención la localización de su núcleo urbano sobre un pequeño resalte, cercano a otros de mayor proporción. En uno de ellos, el más fácilmente defendible por lo escarpado del terreno, pudiera haberse situado la primitiva población andalusí de La Piedra Verde Olula.

Dos edificios religiosos sobresalen por muy distintas características. El más antiguo, la iglesia de San Sebastián, de finales del siglo XVIII, se construyó con un proyecto de Ventura Rodríguez en un marcado estilo neoclásico y nos muestra en su sencillez una curiosa planta de cruz griega. En el altar mayor de la Iglesia de San Sebastián hay un retablo realizado en obra y estuco, lo preside el Cristo de la buena muerte. Se accede a través de una escalinata, compuesta en ambos lados de una baranda de balaustres de mármol. La iluminación interior es debida a tres ventanas circulares situadas en la fachada principal. Los muros de la capilla bautismal  están decorados con pinturas referentes al bautismo de Cristo fechadas en 1.932. A los pies del templo se ubica el coro alto compuesto de balaustres de madera. La fachada exterior presenta en la cabecera la torre que consta de base, tres cuerpos separados por sencillas molduras y cubiertas a modo de cupulino, ubicándose en el segundo cuerpo un reloj que  conserva la maquinaria original y fue añadido en el año 1.897. La torre está rematada por una veleta con bola de cobre y cruz de hierro. El exterior de la iglesia está pintado de blanco, excepto el zócalo donde se aprecia la fábrica de mampostería.

dscf0043

El otro edificio religioso: la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (de este siglo), tiene la particularidad de estar construido por entero con mármol, como no podía ser menos en estos en estas tierras, recordar que estamos en plena comarca del Mármol.

Allí también nos vamos a encontrar con el Centro de Interpretación Valle de Almanzora Tierra trata como su propio nombre indica, la temática de la tierra así como proporciona información turística de la zona (gastronomía, alojamientos, lugares de interés, senderismo…).

Otro lugar a  visitar el Museo Casa Ibáñez, que  es una de las mayores colecciones de Arte Contemporáneo de Andalucía. Por la magnitud, variedad y calidad de sus fondos, más de 1.200 obras de arte, en las cuales se encuentran representados artistas contemporáneos de primer nivel como Joaquín Sorolla, Mariano Benlluire, Francisco Goya Lucientes, Pablo Picasso, Madrazo, Villegas Cordero, Golucho, Carlos Pérez Siquier, completando la extensísima colección del grupo AFAL, Carlos de Paz u Ortiz Echagüe, entre otros muchos.

SONY DSC

El principal exponente del Museo Casa Ibáñez es Andrés García Ibáñez, cuya obra se presenta clasificada en diversas series a lo largo de las primeras cinco salas, además de las últimas y más amplias estancias del recorrido.

El Museo Casa Ibáñez está formado actualmente por 16 salas de exposición: 14 dedicadas a la exhibición de la colección permanente del Museo y 2 dedicadas a acoger las exposiciones temporales que el Museo produce a lo largo del año.

Esta visita puede formar parte de una excursión que abarque las poblaciones de Macael y Olula de Río,  o ser por si sola una excursión.

Esta es otra de las propuestas que les puedo ofrecer a las agencias de viajes y Tours Operadores, que envíen grupos a la provincia de Almería, como guía turístico oficial.

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Te puedes poner en contacto conmigo, que soy guía oficial a través de info@guialias.com .

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas: Wikipedia, Andalucia.org, turismo Almería de la Excma. Diputación Provincial, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

ALCOLEA – ALMERÍA

En lo más alto de la provincia de Almería, se encuentra el pueblo de Alcolea, situado en plena Alpujarra, y dentro de su termino municipal existen tres municipios: Lucainena, Darrical y Alcolea.  Nosotros en esta visita nos centramos en la localidad de Alcolea.

Panoramica

En las  inmediaciones de la oficina de turismo nos vamos a encontramos con una la casa señorial representativa de Alcolea en la Edad Moderna, los marqueses de Iniza.

Alcolea es tierra de fuentes y de agua, que nos recuerdan la cercana presencia de Sierra Nevada y Sierra de Gádor, auténticos depósitos del preciado elemento, descargado lentamente para generar vida. Hoy seguramente esta fuente es la más antigua de las seis que tuvo el pueblo, aunque carece de una decoración o planteamiento monumental, pero se sitúa en la calle más importante del pueblo en el siglo XVIII, la calle Real o camino real de la Alpujarra en dirección a Ugíjar.

Esta pequeña plazoleta nos recibe con sorpresa. La llamada Fuente Nueva muestra como su estructura separa perfectamente, por motivos higiénicos, según criterios ilustrados, el pilar bajo para uso como abrevadero de ganado, de la fuente alta para uso humano y con los huecos para colocar los cántaros. Estas fuentes eran espacios de sociabilidad muy importantes en épocas pasadas.

Pero aún más original es esta casa de Loreto Godoy, que se remonta también a los marqueses de Iniza. Era propiedad de Adela Ruiz Roda, descendiente de grandes propietarios de Alcolea, quien casa en 1896 con Francisco Valbuena Monterrey (1869-1931), XI marqués de Iniza. La pareja no tuvo hijos. A la muerte de la viuda pasará a su sobrina Loreto Godoy, que da nombre a la vivienda actual.

La fachada principal a la actual Plaza de la Iglesia es un cambio del siglo XIX, pues la portada principal, hoy cegada, daba a la calle Real, la antigua calle principal de acceso a la Alpujarra y Ugíjar. De nuevo encontramos la importancia de la rejería, el balcón sobre la portada y, en general, la arquitectura como elemento de representatividad social de la nueva nobleza rural.

Pero el símbolo artístico y cultural de Alcolea es esta Iglesia De San Sebastián. Su imponente y rotundo volumen exterior nos habla de una larga y compleja historia constructiva y de una rehabilitación reciente sufragada por los vecinos. La primitiva iglesia mudéjar de mediados del siglo XVI, mucho más sencilla, presentaba una sola nave y cubierta con armadura mudéjar.

Iglesia de San Sebastian

Efectivamente, poco más allá de la iglesia encontramos un lavadero, que conserva el encanto original y un bello entorno rural. Además la fuente-lavadero no ha sido reformada, conservando el encanto de lo original.

La fuente mana sobre un abrevadero redondo y de allí vierte al anexo y alargado lavadero, una gran balsa rectangular, a cuyo alrededor se disponen las superficies de lavado, que si pudieran hablar nos trasladarían un montón de historias y vivencias paralelas al discurrir del agua y la dura faena del lavado. Desde allí el agua discurre a otras dos albercas escalonadas apoyadas en un peñón calizo.

La ermita se sitúa en el antiguo camino real que procedía de la costa, se trata de un templo barroco levantado en 1709 (la fecha aparece en un lateral bajo la cornisa). En el mismo edificio encontramos un espacio anexo que pudo servir como casa del ermitaño y sacristía, mientras que, junto a la puerta, encontramos en el suelo el hueco circular del aljibe subterráneo.

 

Pero el mayor atractivo se encuentra en el interior, con una planta de una gran nave cubierta con bóveda de cañón, con tribuna a los pies, capilla mayor diferenciada y un sencillo camarín, en la cabecera, elemento característico de la arquitectura religiosa granadina de la primera mitad del siglo XVIII que potencia el efectismo barroco del altar mayor. Sorprende la decoración con frescos representando a los Santos Apóstotes.

Dese aquí nos dirigimos hasta espacio era antiguamente el solar de una era de trilla, pero hoy recortada en su mitad para el trazado de la nueva calle.

Era

Desde aquí podemos observar el entorno inmediato de la población, el valle del río Alcolea y la singular formación de cárcavas sobre margas que conforman la ladera del valle. A mayor distancia disfrutamos una vista general de la Alpujarra granadina, entre las sierras de la Contraviesa (al sur, con su máxima altura en el Cerrajón de Murtas) y Sierra Nevada (al norte, con el Mulhacén y el Pico de la Alcazaba como mayores alturas visibles).

El rosario de pueblos de la Alpujarra granadina, con su permanente tono blanco de cercanía al cielo, se encadenan en la media ladera de Sierra Nevada para ofrecer un singular y única vista panorámica, que de noche, adquiere una especial carga visual y emotiva con múltiples luces dominando el horizonte.

 

Esta es otra de las propuestas que les puedo ofrecer a las agencias de viajes y Tours Operadores, así como a los grupos privados  que vengan  a la provincia de Almería,  durante los fines de semana, como guía turístico oficial.

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Te puedes poner en contacto conmigo, que soy guía oficial a través de info@guialias.com .

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas: Wikipedia, Andalucia.org, turismo Almería de la Excma. Diputación Provincial, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

PURCHENA – ALMERÍA

En la comarca turística del Valle del Almanzora, nos encontramos con la pequeña población de Purchena 

Purchena

 

Al llegar nos va a llamar la atención, que coronando el pueblo, se sitúa la alcazaba. Ascendiendo hasta ella por la plazoleta de la iglesia, lo primero que nos encontramos es un bonito aljibe hispanoárabe y la Torre del Agua (maravilla de las maravillas por sus soluciones arquitectónicas y funcionales), que técnicamente es más bien una torre coracha, en cuyo interior existe un manantial de agua potable del que abastecían la fortaleza y los barrios de la ciudad.

En la parte más alta del monte se localizan casi una veintena de torretas defensivas y una porción bastante grande del primitivo lienzo de la muralla. En el centro de la explanada, junto a la ermita de la Virgen del Carmen y la estatua del Corazón de Jesús, se conservan otras dos edificaciones árabes: un aljibe y un baño. El legado islámico se complementa con una antigua atalaya nazarí, hoy derruida, que está a un kilómetro del pueblo, y con la visita al Museo Municipal de Arqueología Islámica, que guarda varias “maqabirillas” de mármol, vasijas decoradas de todos los estilos del período y muchos otros objetos procedentes de excavaciones en la Alcazaba y de hallazgos fortuitos en el barrio viejo del pueblo.

castillo de purchena

Del legado cristiano merece la pena la visita a la iglesia de San Ginés, cuya construcción se inició en 1550 por el famoso arquitecto renacentista Juan de Orea. El edificio posee un gran eclecticismo y tiene indudables influencias mudéjares. Se compone de tres naves separadas por arcadas que se sustentan en columnas de sección ovalada. En su interior se han descubierto y restaurado recientemente unas pinturas al fresco de gran calidad.

La visita al pueblo se completa paseando por la extensa y vertebradora Plaza Larga, rodeada de casas decimonónicas de hermosos balcones de rejería.

plaza del pueblo

En la misma se sitúa el monumental Agricultor, obra del macaelense Antonio Sabiote, y el monumento al legado hispanomusumán, una media luna humana de mármol amarillo que funciona como reloj de sol, obra del escultor Julio Alfredo Egea López.También habría que hablar del patrimonio paisajístico del pueblo, completamente repleto de bosques que se elevan desde el mismo pueblo y ascienden casi a la Tetica de Bacares. Increíble es la subida por Gevas hasta la zona recreativa de la Silveria en los Filabres. No menos la zona boscosa del Campillo a muchos kilómetros en la sierra de Las Estancias.

Este es otro de los lugares que les puedo mostrar a los grupos que visiten la provincia de Almería, durante los fines de semana.

Estos lugares se los puedo mostrar a los grupos que visiten el valle del Almanzora, durante los Fines de Semana (de viernes a domingo). Trabajo tanto para agencias de viajes, como para particulares y grupos privados. Pueden  pedirme que les cotice mi  trabajo a través de la pestaña de contactos o enviando un  correo electrónico  pinchando aquí.

 

ARBOLEAS – ALMERÍA

En el valle del río Almanzora, podemos visitar la pequeña población de Arboleas.

Arboleas_panoramica

Arboleas pueblo que se sitúa a la margen derecha del río Almanzora, situado sobre su vega que se riega con las aguas del río y de los manantiales inmediatos. Dicen que en el siglo pasado se pescaban sabrosas truchas en sus aguas cristalinas, que movían más de una docena de molinos harineros asentados en otras tantas aldeas sitas a lo largo de su curso.

Estamos en el Valle del Almanzora y no podemos dejar de visitar El Centro de Interpretación Valle del Almanzora facilita información sobre el Valle del Almanzora y los cinco Centros de Información temáticos que se encuentran en la Comarca. Situado en la Barriada de Venta Mateo.

Centro de Interpretación

El Valle del Almanzora constituye una espléndida representación de la diversidad natural y cultural del espacio mediterráneo. En los Centros de Interpretación se presenta al Valle como un eco museo del mundo mediterráneo a través de los elementos:

Agua, Aire, Tierra, Fuego y Tiempo.

Para los amantes del arte, no podemos dejar de  visitar el Museo Pedro Gilabert está dedicado al genial artista naïf Pedro Gilabert, nacido en Arboleas en 1915. La colección permanente está compuesta por 142 esculturas talladas en madera de olivo por el artista.

Además de 2 salas de exposición permanente, el museo cuenta con un salón de actos y 2 salas de exposiciones itinerantes. Gracias a estas instalaciones, el Museo Pedro Gilabert dispone de una extensa programación de exposiciones temporales durante todo el año, sirve de escenario para muestras itinerantes organizadas por otras instituciones y aloja diferentes actividades culturales del municipio y la comarca.

Uno de los lugares que más nos puede llamar la atención es Torre Vigía de Arboleas se encuentra situada en la margen derecha del río Almanzora. Data del siglo XII (periodo nazarí), de reducidas dimensiones, con planta octogonal, no albergada a la población de Arboleas por su reducido tamaño pero sí ejercía como  torre de vigilancia. Es posible que se trate de un minarete de una mezquita existente en Arboleas.

Torre Vigia

La Torre Vigía de Arboleas se caracteriza de paredes lisas y sencillas, hacia un lado tiene adosado un pequeño aljibe para almacenar agua de lluvia. Sobre la antigua torre se ha adosado un cuerpo superior con ventanas tapiadas convexas que constituyen el único adorno.

La Torre Vigía de Arboleas, es una más de las que se distribuyeron a lo largo de todo el cauce del río Almanzora. A diferencia de las otras, que son circulares, tiene planta octogonal, lo cual hace suponer que pudo ser reconstruida en la etapa musulmana, por su forma y color.

No debemos perdernos un interesante caserío sobre el que destaca como edificio de mayor interés su templo Parroquial de Santiago, obra edificada en la segunda mitad del S. XIX, de estilo ecléctico.

dscf0152

Recibe el nombre de Santiago Apóstol, aunque el Patrón es San Roque. Construida a mediados del siglo XIX por los arquitectos López Rull y Ortiz de Villejos al estilo neoclásico. Tiene tres óculos propios de la arquitectura gótica al igual que su portada que presenta arcos hacia dentro. Entre la nave central y la lateral se colocan columnas de hierro imitando a mármol. Este detalle muestra rasgos de modernidad debido a las minas de hierro y a la aparición de diversas industrias locales de fundición.   Su cúpula es de media naranja que se coloca encima del crucero, cuya finalidad es dar luz a la Iglesia. En sus altares destacan detalles dorados típicos del barroco.

Con estas visitas podemos pasar un rato entretenido visitando un pueblo, no muy conocido. La visita a este pueblo se puede compaginar con la visita a Zurgena (Pueblo de que se ha hablado en una anterior publicación) para así poder pasar toda una mañana conociendo el Valle del Almanzora.

Estos lugares se los puedo mostrar a los grupos que visiten el valle del Almanzora, durante los Fines de Semana (de viernes a domingo). Trabajo tanto para agencias de viajes, como para particulares y grupos privados. Pueden  pedirme que les cotice mi  trabajo a través de la pestaña de contactos o enviando un  correo electrónico a través de info@guialias.com .

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas: Wikipedia, Andalucia.org, turismo Almería de la Excma. Diputación Provincial, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

ALBOLODUY – ALMERIA

Dentro de la alpujarra almeriense y a tan sólo 34 km de la ciudad de Almería, se encuentra  Alboloduy.

Alboloduy_-_plaza_ayuntamiento

Alboloduy se caracteriza por ser un pueblo participativo y tranquilo, con una población agradable y solícita para el extraño que se acerca a conocer este pueblo tan representativo de las tradiciones culturales de la comarca.

Pasear por este tranquilo pueblo es contemplar su arquitectura y tecnología popular. Aún quedan activos en Alboloduy los lagares o jaraíces tradicionales y alguno de los molinos hidráulicos que existieron y que continúan funcionando cada vez que hay agua y grano para moler.

Lo primero que nos va a llamar la atención es su soberia araucaria (Araucaria excelsa), plantada a finales del siglo XIX, que constituye, posiblemente, el ejemplar centenario de mayor porte, en su especie, de la comarca.

Las araucarias constituyen un género botánico con origen muy antiguo por lo que son citados en ocasiones como fósiles vivientes, formados por 19 especies diferentes originarias de América del Sur y Oceanía.

Estos árboles, que pueden llegar a alcanzar los 80 metros, son platas de crecimiento lento, por lo que su presencia les dota de un mayor valor, aunque en el caso de este ejemplar se haya podido beneficiar de su ventajosa ubicación en un suelo profundo y suelto provisto de cierta humedad procedente de la circulación subterránea del río. Antiguamente utilizado como mástil para los barcos, se extenderá como ornamental por los jardines y cortijos de las zonas bajas y medias de nuestra comarca durante el siglo XIX, dando un llamativo contraste al paisaje.

Un segundo ejemplar de este género, pero de menor porte, se ubica a unas decenas de metros, junto al lavadero.

calles

Desde este lugar nos dirigiremos  por la calle Fuente hacia la Plaza de San Juan.

Es la plaza más importante de la población, un espacio de convivencia así llamado por encontrarse junto a la iglesia parroquial de San Juan, que constituye, obviamente, el edificio más llamativo de la plaza, abriendo su sencilla portada lateral hacia la misma. Junto a esta construcción religiosa, la conservación del conjunto de las casas y el soberbio ejemplar de plátano de sombra (plátanus hispánica), determina el interés histórico-urbanístico del conjunto.

Esta plaza constituye, además, un singular mirador del reloj de la población. La placa cerámica está colocada en medio de la plaza pero nos orienta perfectamente hacia el volumen de la Torre del Reloj, que domina en altura la trama urbana.

Lo habitual es visitar la Iglesia Parroquial de San Juan. Para ello tendremos que pedir cita para que se nos abra. Saben que antiguamente la vida de los pueblos se regía por la hora solar, que se reglamentaba en muchos casos, mediante la utilización de la sombra de algún elemento natural (peñón, árbol…). Ni siquiera la aparición de los relojes de sobremesa o de bolsillo en algunas casas adineradas hizo desaparecer la utilización de los elementos naturales. Con la llegada de los grandes relojes públicos en el siglo XIX, estos se instalan en torres levantadas al efecto o en las de las iglesias, en busca de un mayor alcance sonoro de las campanadas o, incluso, según el dominio laico o religioso del momento. En este sentido, hay que tener en cuenta que el ejemplar que contemplamos se construyó en 1.867, en tiempos del reinado de Isabel II.

La iglesia de Alboloduy, forma parte del último gran impulso estilístico tradicional, el Neoclásico, característico de la segunda mitad del siglo XVIII y primera mitad del XIX. La posición de la torre en el eje central de la nave (en lugar de en uno de los laterales), en este caso situada tras la cabecera, es un signo característico del neoclásico alpujarreño, que busca la simetría académica de forma acusada.

Iglesia de San Juan

Arruinada la antigua iglesia que se situaba en la Plaza Vieja, la nueva, dedicada a San Juan Bautista, se levanta en la zona más baja del pueblo sobre los antiguos huertos, afectando a algunas casas del entorno. Fue realizada por el arquitecto Domingo Thomas entre1796 y 1802.

La Plaza del Ayuntamiento constituye un elemento fundamental en la estructura urbana, asentándose en una zona de crecimiento de los siglos XVIII y XIX. Aquí se ubica el edificio del Ayuntamiento, construido en 1902 y demolido a finales del siglo pasado, aunque respetándose la fachada primitiva, acorde con el estilo historicista de las viviendas burguesas del momento, donde destaca el clasicismo en la distribución de huecos, el uso del arco rebajado, las dos plantas de altura enmarcadas por un reforzamiento en falsos sillares en los extremos, y la característica cubierta plana mediterránea.

Nuestro paseo continua por la calle Muriana, en una esquina de la plaza, para continuar hacia Plaza De San Roque.

AlboloduyPeñóndelMoro

Nuestro paseo continua por la calle Alta. A lo largo de ella pasaremos junto al Zacatín (antigua calle medieval de las tiendas textiles) y a los curiosos callejones en ascenso, para llegar a la calle Rastro, con su curioso balcón de simbología masónica.

Sobre nuestro itinerario, mediante un escabroso acceso, se encuentra el barrio medieval de La Mezquita, donde se localiza el curioso cobertizo del Anetillo, y el barrio de El Barranco también de época musulmana. La placa cerámica se sitúa en el suelo al comienzo de la subida al barrio, por lo que deberemos después retroceder sobre nuestros pasos para continuar el recorrido urbano.

Igualmente, desde aquí se accede al Peñón del Moro, sobre el que se encontraba el desaparecido hizán o castillejo de Alboloduy. Actualmente, además de los escasos restos del recinto militar, se conserva parte del aljibe interior. Los vestigios arqueológicos encontrados en este asentamiento demuestran una anterior presencia de la Edad del Bronce y de época romana.

Continuando nuestro camino por la calle Mezquita nos acercaremos a la base del Peñón del Moro.

Hasta el siglo XIX gran parte del núcleo urbano de Alboloduy se concentraba en las laderas este y sur del Peñón del Moro. Aquí se localizan diversas cuevas excavadas en la roca, algunas de ellas actualmente cegadas, desde donde se comunicaba en ascenso con el castillo. Varias de estas cuevas se pueden observar en nuestro paseo.

Sin embargo, periódicamente, fruto de diversos procesos erosivos, rocas de diverso tamaño caían sobre las casas, provocando importantes daños materiales e, incluso, desgracias personales. Por ello a finales del siglo XIX se destinaron 100.000 pesetas de la época para construir una torre que contuviera los desprendimientos.

Conocida como “La Chimenea”, la curiosa construcción, que estimula la curiosidad y desorienta a tantos visitantes, no es más que es una enorme torre maciza, troncopiramidal, de mampostería enfoscada.

 

Unos metros más adelante, detrás de la torre, se ubica un interesante mirador sobre el río y el Peñón de la Reina, el enorme macizo situado al otro lado del mismo, donde se localiza el más importante yacimiento de la Edad del Bronce de nuestra comarca.

Para seguir nuestro itinerario volveremos sobre nuestros pasos para tomar en descenso la sinuosa calle Cueva hasta llegar a la Plaza Vieja, posiblemente el antiguo zoco medieval. Igualmente, en la Calle Duque se ubica el Museo de Alboloduy, levantado sobre el solar que ocupaba la casa-palacio del Duque de Gor. La visita a este museo se realizará previa petición para su apertura, ya que suele estar cerrado y sólo suele abrir algún ratito los sábados.

Seguimos con nuestro paseo, hasta llegar a la Fuente – lavadero del Siglo XIX.

Corresponde a un soberbio conjunto hidráulico encadenado, que se inicia, en un primer espacio apergolado, con la Fuente de los Siete Caños, donde mujeres y hombres recogían en cántaros el agua que casi a diario llevaban, a mano o en bestias, para el servicio de las casas.

Los caños vierten sobre el canal, antiguo abrevadero, imprescindible para calmar la sed de los animales de carga de los que dependía gran parte de la fuerza de trabajo del pueblo.

Desde allí, el agua llega todavía limpia hasta el lavadero, ubicado en un segundo espacio, donde se ubica una larga pila corrida. Su construcción, ya avanzado el siglo XX, supuso una importante mejora en las condiciones de trabajo de las mujeres que hasta entonces tenían que lavar arrodilladas en la acequia. Finalmente, el agua se vierte a una gran alberca descubierta, que regula los riegos de la margen derecha del río Nacimiento, aguas abajo del pueblo.

Esta fuente de Alboloduy se nutre mediante una espectacular galería de origen medieval, excavada en el la roca, de aproximadamente 4 Kms de longitud, que atraviesa la base del Peñón del Moro, contando con diversos pozos de ventilación y limpieza, algunos de 20 metros de profundidad.

También podemos visitar, la Ermita del Santo Cristo de la Humildad. Con este recorrido podemos pasar parte de una mañana, compartiendo la visita con otro pueblo alpujarreño, lo habitual es que sea Santa Cruz de Marchena (de cual se hablará en otra publicación) o que sea la excursión de una tarde de otoño o primavera.

Estos lugares se los puedo mostrar a los grupos que visiten la Alpujarra, tanto granadina como almeriense, durante los Fines de Semana. Trabajo tanto para agencias de viajes, como para particulares y grupos privados. Pueden  pedirme que les cotice mi  trabajo a través de la pestaña de contactos o enviando un  correo electrónico pinchando aquí. 

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

 

EXCURSIONES POR ALMERÍA – ADRA

Limítrofe con la provincia de Granada, dentro del poniente almeriense, aunque también hay quien denomina el emplazamiento de este lugar como principio de la alpujarra almeriense, se encuentra la población de Adra.  Nuestra visita de Hoy.

Adra-24

Adra es un pueblo marinero y volcado con el mar y así es su fisonomía como población, con calles que nos conducen el mar y a su puerto. Nuestra visita la vamos a comenzar un poquito antes, la primera parada va a ser la antigua azucarera de Adra. Se trata de una antigua fábrica de azúcar que estuvo funcionando durante 63 años, actualmente previa petición de cita, se puede visitar alguna de las antiguas dependencias.

Desde ahí seguiremos nuestro recorrido en el autocar hasta llegar a la zona del puerto de Adra. Donde comenzamos una ruta a pie por la localidad. Lo primero claro está el puerto. Donde la historia nos cuenta que Boabdil el Chico, último rey de Granada, embarcó camino de Fez después de perder su último baluarte. Actualmente Adra, cuenta con uno de los puertos más importantes de la provincia de Almería.

Desde ahí nos dirigiremos hasta la Torre de los Perdigones, este monumento, convertido hoy en oficina de turismo, pertenece a la fábrica de fundición de plomo San Andrés, fundada en 1822. Esta fábrica fue cayendo en la decadencia a partir de 1840 debido al agotamiento de las minas de plomo de Sierra de Gádor.

Torre de los perdigones

A continuación visitaremos un pequeño Museo del Mar. El museo albergará exposiciones sobre la historia del puerto, la tradición conservera y elementos tradicionales de la pesca pero de momento se sacará a concurso la concesión del bar para poder abrir cuanto antes el hogar del pescador.

Recorriendo las calles de la localidad,  llegamos hasta la plaza vieja, la Plaza Ortiz de Villajos, se denomina así en honor del introductor del charlestón en España. Este lugar podremos visitar, previa cita, los refugios de la Guerra Civil. Aunque hay poca información al respecto y muchos en Adra aún no saben que existe la localidad cuenta con uno de los refugios excavados durante la guerra civil española mejor conservados.

Se trata de un túnel con dos entradas, de 86 metros de largo, en forma de U, y unos dos metros de alto por otros dos de ancho.

Muy cerca tenemos Restos de Murallas de la Fortaleza de Adra (S.XVI). Se trata de los restos de una fortificación mandada construir por la Reina doña Juana -La Loca-, que representaría una de las más destacadas defensas contra los continuos ataques de piratas. Luis de Requesens, Don Juan de Austria y el Marques de los Velez, tendrían en este puerto su base para atacar a los moriscos en la Rebelión de las Alpujarras. Luego, las prioridades castellanas fueron otras y esta fortaleza cayó en el olvido. Fue en el siglo XX cuando la incultura, el abandono y los intereses privados causaron mayor daño a sus torreones y murallas.

Murallas de Adra

La iglesia de Adra se sitúa dentro del primitivo recinto amurallado que mandó construir en 1505 la Reina Juana I coincidiendo con la concesión de Privilegios y Exenciones Fiscales. Edificada en 1530 y dispuesta en una sola nave, el templo estuvo dedicado a Santa María de la Encarnación.

El primitivo templo de Adra era una nave cubierta de bóveda de cantería, capilla mayor y laterales.

Este templo construido de bóveda quedó destruido tras el incendio al que fue sometido en el asalto turco de octubre de 1620. Antes de producirse el asalto el vicario Juan Ginés de Espinosa logró sacar de la iglesia el Sacramento con la custodia de plata y lo llevó a la torre. Tras el asalto la iglesia fue hallada en ruinas, los ladrillos levantados y rotos y los altares destruidos y por tierra. La sacristía quemada, los crucifijos y las imágenes también.

El actual edificio, remodelado definitivamente a mediados de los años 90 del siglo XX por el arquitecto abderitano Nicolás Linares Fernández, fue reconstruido en 1761 con ladrillo, piedra y tapial. Tiene planta de cruz latina con dos puertas orientadas a poniente y sur a las que más tarde se le añadiría una nueva orientada a Norte. De tres naves, en su altar mayor, en un camarín, se halla la imagen de la Purísima Concepción bajo cuya nueva advocación está la parroquia, que según el relato del asalto turco fue rescatada milagrosamente del incendio de 1620 por un hombre de Motril que no recibió una sola herida de bala despues de ser intensamente tiroteado por los turcos. Posteriormente la iglesia recibió una talla que data de 1623 que representa a un cristo crucificado, ó “Cristo de la Expiración” obra atribuida al escultor granadino Alonso de Mena y Escalante.

Desde ahí nos dirigiremos hasta el Museo de Adra. Se trata de un palacio del siglo XVIII, el Museo de Adra, se encuentra en la casa del Marqués de Villacañas al lado de la Ermita de San Sebastián.

Sus seis salas de exposiciones cuentan con numerosos vestigios, taller para actividades escolares, salas de conferencia y una zona destinada a investigación. Desde su patio se accede al Yacimiento arqueológico del Cerro de Montecristo.

El Museo de Adra cuenta con tres salas expositivas que muestran el legado cultural del mundo fenicio, púnico y romano, que harán posible que el binomio “educación y entretenimiento” se haga realidad. Además, en sus salas se desarrollan exposiciones temporales de gran prestigio a lo largo de todo el año.

Con todo esto podemos pasar una mañana o una tarde entretenida. Muchas agencias de viajes cuando envían grupos a Almería, y llegan por la mañana, suelen programar una excursión por la tarde, y si el hotel donde se aloja el grupo se encuentra en Roquetas de Mar o El Ejido, esta puede ser una buena opción. En general esta excursión suele ser de las preferidas tanto de mañana como de tarde para los grupos que se alojen en esas dos poblaciones.

Esta es otra de las propuestas que les puedo ofrecer a las agencias de viajes y Tours Operadores, que envíen grupos a la provincia de Almería, como guía turístico oficial.

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Te puedes poner en contacto conmigo, que soy guía oficial a través de info@guialias.com .

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas: Wikipedia, Andalucia.org, turismo Almería de la Excma. Diputación Provincial, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

VERA – ALMERÍA

En nuestro recorrido por la provincia de Almería, hoy nos viajamos a conocer la población de Vera.  Situada en el levante almeriense.

Nuestra primera parada será para visitar el Mirador y Ermita del Espíritu Santo s. XV: emplazamiento de la antigua ciudad hispano-musulmana llamada Bayra, fundada por los árabes y reconquistada por los Reyes Católicos en 1.488, hasta que un gran terremoto la destruyó el 9 de noviembre del año 1.518.

En su cumbre, auténtico mirador con unas impresionantes panorámicas de la costa y del interior del valle, se encuentra la imagen del Sagrado Corazón de Jesús desde 1949. Destacan los restos de su castillo y muralla que fue construida por los musulmanes sobre los restos de antiguas construcciones que van desde la Edad del Cobre hasta la época romana. Un aljibe, transformado en ermita durante la Edad Moderna, se ha adaptado como Centro de Interpretación de la Ciudad Medieval de Bayra. El cual se encuentra cerrado, la visita a este museo será por petición previa, ya que tiene que ser abierto por el personal del ayuntamiento ex proceso.

Las ruinas han sido declaradas Zona Arqueológica de Interés Cultural en el año 2004 por la Junta de Andalucía (BIC).

IMG_20140626_134118

Al adentrarnos en el pueblo lo vamos hacer, comenzado por visitar el Paseo Miguel de Cervantes Saavedra: parque integrado en el núcleo urbano ideal para el entretenimiento de los niños y el paseo relajado de mayores. Sede de numerosas actividades culturales.

Llegaremos hasta la Fuente de los Cuatro Caños s. XVII: La Fuente Chica fue en su origen una galería, construida por los primeros árabes que poblaron el cerro del Espíritu Santo. Agua amarga en su origen, en el siglo XIX fue reformada manando de uno de los caños agua potable de la red pública. Desde entonces será conocida como la “Fuente de los Cuatro Caños”. Las reformas más importantes se realizaron a inicios del siglo XX, época en la que se le añadió el lavadero. Actualmente, rehabilitada junto con el lavadero, se ha convertido en Centro de Interpretación de la Cultura del Agua (CICA).

Lavadero del pueblo adaptado como Centro de Interpretación de la Cultura del Agua. El conocimiento de las técnicas de riego, abastecimiento, las fuentes, aljibes y otras construcciones hidráulicas, nos permiten realizar un recorrido por la historia del agua en el municipio. El conjunto lo forman el Complejo Hidráulico de la Fuente de los Cuatro Caños y las piletas de lavado entorno a una antigua balsa reconvertida en una pequeña plaza donde se desarrollan actividades durante la Noche de San Juan.

Vera Cuatro Caños

A continuación visitaremos Ermita de la Virgen de Las Angustias (Patrona de Vera) s. XVIII: La Ermita de la Virgen de las Angustias, patrona de la Ciudad, es un pequeño templo de estilo neogótico que guarda en su interior la imagen de la patrona, muy venerada por los veratenses y, atribuida a Francisco Fernandez Caro, discípulo de Salcillo. En su interior destaca el retablo ecléctico del presbiterio, de principios del s. XX.

Habitualmente esta ermita se encuentra abierta su puerta abierta, pero cerrada interiormente con una reja. Por lo que podemos contemplar todo su esplendor, aunque en ocasiones suele estar allí una monja mayor que muy amablemente abre la reja para que podamos visitar el museo que en su interior existe de la Hermandad de la Virgen de las Angustias.

ermita_virgen_angustias

Recorreremos las calles de la ciudad, hasta llegar a la Plaza Mayor: arropada por la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación y el Ayuntamiento, es el centro neurálgico de la ciudad y una de las plazas principales de Vera. Reformada en varias ocasiones, su vista actual data de finales del s. XX. Destaca la céntrica fuente románica de hierro fundido de mediados del s. XIX.

Iglesia-fortaleza de Ntra. Señora de La Encarnación s. XVI: levantada durante la primera mitad del siglo XVI, la singularidad de esta iglesia responde a la estructura mudéjar-andaluz de tipo fortaleza por el fin defensivo que debía cumplir, ya que la zona era un enclave cristiano rodeado de población morisca y acechado por el peligro berberisco que representaba el mar.

De estilo gótico tardío con una decoración interior barroca, destaca el Retablo Mayor, de pino del Canadá, colocado a finales del siglo XVIII y, el retablo de la Virgen de la Victoria, situado en la Capilla Mayor con alusiones a la preocupación por el peligro de los ataques moriscos. Por obras no será posible la visita a su interior.

Ayuntamiento s. XIX: Situado en la Plaza Mayor, es el edificio civil más notable de la ciudad. De estética historicista, destaca en su fachada la portada, que está recubierta de sillería y recorre las dos plantas del edificio. En su interior, además de las dependencias propias del Consistorio, se ubica la sede del Museo Histórico Municipal con la sección Etnográfica de los Oficios Gremiales, exposición permanente de distintos oficios gremiales artesanos y de arquitectura de ambientes domésticos agropastoriles y, el Archivo Histórico que cuenta con los documentos más antiguos de la conquista de esta Ciudad por Reyes Católicos (conserva los documentos producidos por el Ayuntamiento desde 1496 hasta la actualidad).

Ayuntamiento de Vera

Y desde ahí hasta el Convento de Ntra. Sra. de la Victoria s. XVII: conocido también como Convento de Los Padres Mínimos o de San Francisco de Paula, fue habitado por los Padres Mínimos desde comienzos del siglo XVII hasta el año 1823, momento en que fue desamortizado. Destaca su iglesia fortaleza y las pinturas, dibujos y relieves que datan de principios del s. XVIII, según una fecha escrita en uno de los frescos, encontradas debajo del revestimiento de las paredes del convento, desconocidas hasta el momento. Actual Auditorio Municipal, alberga numerosas actividades a lo largo del año. Convertido en Museo Conventual de la Orden de los Padres Mínimos.

Regresamos hasta la calle Mayor, en los bajos de lo que son los tres edificios que alberga actualmente el ayuntamiento, nos encontramos con la vivienda en la que vivió el poeta de la localidad cercana de Cuevas del Almanzora, José María Martinez Alvarez de Sotomayor. Actualmente alberga Museo Histórico Municipal.

El Centro de Interpretación Etnográfico recrea diferentes oficios que se han venido practicando en la zona, con la exposición detallada de los útiles y herramientas que empleaban, así como, las distintas dependencias de los oficios artesanos y de una casa rural tradicional de mitad del XX (dormitorio, cocina, patio…). El primer museo de carácter municipal de la provincia, en la actualidad, se encuentra en vías de ampliación como Museo de los Oficios Gremiales.

Y desde ahí nos trasladamos hasta la La Glorieta y la Ermita de San Ramón s. XVIII: área verde de ocio y recreo construida como consecuencia del desarrollo económico y demográfico de la segunda mitad del siglo XIX. Desde su mirador, rodeado de bellos jardines, podemos contemplar las inmejorables vistas hacia el mar y del Valle. Ubicada junto a la Ermita de San Ramón, fundada en el s. XVIII, se trata de un sencillo edificio barroco en cuya capilla se halla instalada la imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno, imagen titular de la cofradía de mismo nombre a la que se entregó la ermita para su reconstrucción y custodia en el año 1731.

Glorieta

Desde aquí nos trasladamos hasta  el Recinto Ferial El Palmeral (s. XX), antiguo oasis de plantación de palmeras, donde visitaremos  la recreación de una Cabaña Eneolítica: Centro de Interpretación Etnoarqueológico iniciado con la réplica de una cabaña prehistórica Eneolítica/Edad del Cobre . Recrea escenas cotidianas de los modos de vida primitivos con reproducciones de ajuar doméstico en su interior. Reconstruido en el mismo lugar de existencia de un poblado calcolítico, a partir de excavaciones arqueológicas, en las que aparecieron cimentaciones de cabañas circulares.

Y desde aquí nos trasladamos hasta la Plaza de Toros s. XIX: Se trata de una de las piezas arquitectónicas con más antigüedad y solera del patrimonio municipal. Su estilo es netamente neoárabe, como se puede apreciar en el arco principal de entrada. La plaza más antigua de la provincia de Almería, recientemente, fue restaurada y reinaugurada el 25 de Septiembre de 1.997 tras unos años de ausencia de festejos.

Plaza_toros

En sus bajos se sitúa el Museo Taurino en el que se realiza un recorrido cronológico por la historia de la fiesta de los toros en Vera mediante paneles y vitrinas en las que se exponen objetos propios de la tauromaquia como trajes de luces, carruajes, bustos y otras esculturas, carteles, fotografías y documentos, así como, maquetas. Ubicado en el interior de la Plaza de Toros.

Este es otro de los muchos lugares que les puedo mostrar a los grupos que vengan a la provincia de Almería,  durante los fines de semana, trabajo tanto para agencias de viajes y Tours Operadores, como para grupos VIP.

Te puedes poner en contacto conmigo, que soy guía oficial a través, a través de la pestaña contactos.